Accion
Banco Credicoop
TAPA
PAÍS
COOPERATIVISMO
ENTREVISTAS
IMAGENES
MUNDO
CULTURA

 

 

 
 

EDICION 1106
SEGUNDA QUINCENA
SETIEMBRE DE 2012

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

: : EDICIONES ANTERIORES
: : COMUNÍQUESE
: : QUIÉNES SOMOS
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
SEÑALES
Transmisión fuera
Nuevas autoridades
Conflicto por el gas
Complicidad policial
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
AGENDA
: : LUGARES
: : CINE
: : TEATRO
: : TV
: : LIBROS
: : RADIO
: :
INTERNET
: : VIDEOS
: : DISCOS
: : REVISTAS
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
 
 
 
Google

Web Accion

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
























 


NOTA DE TAPA:

PROPUESTAS TRANSFORMADORAS
EN EL CONGRESO ARGENTINO DE LAS COOPERATIVAS

La alternativa en marcha

Asentado en la ayuda mutua, la gestión colectiva, la solidaridad como valor inalienable y los principios transformadores que orientan sus acciones, el movimiento cooperativo argentino acredita luchas, realizaciones y nuevas perspectivas que dan cuenta de su especial protagonismo en la historia política de nuestro país. Y que se inscribe además en un destacado momento del cooperativismo y el mutualismo a nivel mundial, en tanto 2012 ha sido declarado el Año Internacional de las Cooperativas por la Asamblea General de las Naciones Unidas.



CIERRE. Reconocidos dirigentes cooperativos y autoridades políticas participaron del acto de clausura en el teatro La Comedia.

En ese marco se realizó en Rosario –los días 6 y 7 de setiembre–, el Congreso Argentino de las Cooperativas CAC 2012, organizado por la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), con el auspicio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). Siguiendo los postulados de la ONU, relativos a que las empresas cooperativas ayudan a crear un mundo mejor ya que contribuyen al desarrollo económico y social, a la reducción de la pobreza, la creación de empleo y la integración social, las entidades solidarias de la Argentina llevaron a cabo durante 4 meses 35 encuentros, denominados Pre-CAC, de los que participaron miles de cooperativistas de todo el país. El resultado de este proceso de discusiones se vio plasmado en el congreso de Rosario, coronando un mecanismo inédito de intervención de los cooperativistas que se expresó en el activo protagonismo de las bases y sus dirigentes para formular y acordar propuestas. Y también para debatir iniciativas que potencien el modelo cooperativo en la actual coyuntura, signada por el sostenido crecimiento de un modelo que apuesta al desarrollo, la inclusión y el bien común, desde su gravitante incidencia en el plano económico, político, social y cultural frente a la aguda crisis del paradigma neoliberal a nivel mundial. Prueba de su relevancia, y por iniciativa de un proyecto presentado por la presidenta y la vicepresidenta de la Red de Parlamentarios Cooperativistas, Liliana Fellner y Elsa Ruiz Díaz, respectivamente; el CAC 2012 fue declarado de interés por el Senado de la Nación.

Fiel a sus raíces

A lo largo de la historia del movimiento cooperativo argentino se llevaron a cabo 6 congresos nacionales de este tipo. En este punto es importante destacar que a instancias del Congreso Argentino de Cooperativas, realizado en la ciudad de Rosario los días 22 y 23 de noviembre de 1958, nació el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, entidad de segundo grado que generó un acelerado proceso de transformación y crecimiento del sector cooperativo de crédito en la Argentina. Y que estuvo presente en el congreso de 2012 representado por Rubén Cédola, presidente; Raúl Guelman, vicepresidente 1°; Edgardo Form, gerente general; Juan Torres, secretario de educación cooperativa y presidente de Residencias Cooperativas de Turismo (RCT); las consejeras Graciela Romanelli, Leticia Sosa; Iván Pérez, presidente de la filial Litoral; y Analía Giavón y Gabriela Buffa, por Idelcoop. Junto con los más de 1.000 dirigentes del movimiento, aglutinados en Cooperar y Coninagro, debatieron durante la jornada celebrada en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia, alrededor de 100 ponencias y proyectos.

El mensaje social

De los intensos debates en comisiones surgieron consensos para establecer estrategias comunes que apuntan al crecimiento de la economía social. En tal sentido, se puntualizaron demandas y reivindicaciones concretas como reclamar que las cooperativas no sean alcanzadas por el impuesto a las ganancias y que la relación entre cooperativa y asociado no establezca el pago del impuesto a los ingresos brutos; en tanto fue destacada la creciente participación de las mujeres y se valoró la inclusión del tema de la igualdad de oportunidades para personas con capacidades diferentes. Asimismo, en la comisión de juventud se señaló lo imperioso de la promoción del cooperativismo en los diferentes niveles educativos, y en la de gestión y comunicación se instó a darle visibilidad a los programas cooperativos y a ocupar el espacio abierto por la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Finalmente, en la comisión de servicios sociales y ambientales se puso de relieve que los decretos 1991/2011 y 1993/2011 equiparan a las entidades de la economía social con las empresas de medicina privada, lo cual desconoce la esencia del sector, y prevé la concentración de la atención en manos de las grandes empresas. Mientras que en la comisión de vivienda y crédito se solicitó la autorización de las Cajas de Crédito como herramientas indispensable de financiamiento, el fomento de la banca cooperativa así como la sanción de una nueva ley de Servicios Financieros.
En la segunda jornada, con la presencia de autoridades y funcionarios nacionales, provinciales y municipales, senadores, diputados y cooperativistas de todo el país, se realizó en el teatro municipal La Comedia, el acto de cierre, ante una multitud que colmó el recinto.
Encabezado por Ariel Guarco, presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR), y Carlos Garetto, presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), el acto convocó a los máximos responsables de las entidades coorganizadoras del evento. Contó además con la presencia de Jorge Henn, vicegobernador de la provincia de Santa Fe; Patricio Griffin, titular del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), y Ramón Imperial, presidente de la Alianza Cooperativa Internacional de las Américas (ACI), entre otras personalidades destacadas del movimiento cooperativo y la política nacional. Por su parte, Ricardo López, secretario de Cooperar y presidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias (FAESS), se encargó de detallar el proceso de evaluación de los 33 proyectos presentados, destacando que su estímulo y financiamiento respondió a los criterios de inclusión social, integración regional y generación de empleos que mueven a la economía solidaria en cada una de las áreas de participación.
Como parte del cierre de las actividades se leyó el «Mensaje del Cooperativismo Argentino en el Año Internacional de las Cooperativas», tal como fuera declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y se premió a los ganadores del concurso «Imágenes del Cooperativismo 2012»: el video Sinergia, de la Cooperativa General Necochea Limitada, resultó galardonado en el rubro amateur, mientras que Códigos cooperativos, realizado entre la cooperativa de software libre Gcoop y la cooperativa de trabajo La Olla Producciones Limitada, fue elegido entre los videos profesionales.
Haciendo hincapié en su legado histórico y en la convicción de que es posible una economía solidaria basada en la ayuda mutua, la responsabilidad social y la gestión democrática, el mensaje emanado del congreso testimonia la decisiva participación del movimiento cooperativo a la hora de enfrentar los abusos cometidos por los modelos de economía concentrada. Al respecto, Imperial destacó el lugar de la Argentina como uno de los pilares del movimiento cooperativo internacional y el rol actual del Estado en la ampliación de nuevos campos económicos y la generación de marcos regulatorios que permiten potenciar las actividades del sector. En la misma línea, Guarco recordó datos concretos que apuntalan el sueño de un sistema basado en vínculos solidarios. A su turno, Garetto remarcó la importancia histórica que tuvieron las cooperativas agropecuarias como modelo de desarrollo familiar y planteó la necesidad de asumir un mayor protagonismo en el desarrollo agroindustrial en las distintas regiones del país. En tal sentido, reconoció el apoyo brindado por el INAES, valoró la búsqueda de políticas públicas de crecimiento con equidad y abogó por un «sistema financiero que esté al servicio de la producción y del trabajo». Precisamente Griffin, titular del INAES, fue el encargado de cerrar el congreso, destacando la madurez del movimiento cooperativo como un instrumento de cambio social en tiempos en que el mundo experimenta una profunda crisis económica y cultural. El funcionario afirmó que «el mayor escándalo del pensamiento neoliberal fue convertir al ciudadano en un mero consumidor, por lo tanto, tenemos la obligación de convertir la economía y los valores del cooperativismo en un instrumento al servicio de la distribución de la riqueza».
Del «Mensaje del Cooperativismo Argentino» surge la fortaleza de un modelo alternativo que reafirma con propuestas y realizaciones su carácter transformador, en el marco de la crisis del paradigma neoliberal. Señala el citado mensaje del CAC 2012: «Si hay hambre y exclusión, si estamos comprometiendo la calidad de vida de las generaciones futuras y no hay un problema de tecnología o de recursos económicos, el problema es la forma en que estamos organizados para acceder a los bienes y servicios, para decir qué producimos y cómo lo distribuimos. Nosotros tenemos una respuesta: el cooperativismo, una economía basada en los valores de ayuda mutua, de la responsabilidad, de la democracia, de la igualdad, de la equidad y de la solidaridad. Es posible, de nosotros depende».

Cora Giordana y Pablo Provitilo
Informe: Lautaro Cossia
Desde Rosario


EDGARDO FORM
GERENTE GENERAL DEL IMFC

Un país mejor

«Las empresas cooperativas de la Argentina ayudan a construir un país mejor». Bajo este lema, en sintonía con el eslogan establecido por las Naciones Unidas y la Alianza Cooperativa Internacional, el movimiento cooperativo de nuestro país culminó exitosamente un proceso congresal participativo, democrático y a tono con el signo de los tiempos.
Apelando a la memoria podemos afirmar que el congreso realizado en 1983 estuvo signado por el singular momento histórico que vivía la República Argentina: el retorno a la democracia, luego de atravesar el período nefasto de la dictadura cívico-militar que asoló a nuestro pueblo desde 1976.
Seis años después, en 1989, se llevó a cabo un nuevo congreso –el sexto, para identificarlo en orden cronológico– cuyos debates estuvieron atravesados por el pensamiento dominante de entonces, con una fuerte influencia del paradigma neoliberal en una parte significativa del movimiento cooperativo argentino.
El congreso de 2004 concluyó con otro documento rico en diagnósticos y propuestas, donde se procuró condensar el enfoque cooperativo sobre los grandes temas de la agenda pública.
Esta vez, en cambio, se puso el foco de la discusión en las realizaciones, los proyectos y las necesidades en materia de marcos normativos, financiamiento y políticas públicas.
El producto del CAC 2012 es un rico inventario de conceptos que destacan la vigencia de los principios y valores de la cooperación. Asimismo, concluye con un conjunto de proyectos destinados a crear nuevas cadenas de valor, además de videos que contribuirán a darle visibilidad a las realizaciones de la economía solidaria.
Podemos afirmar que el CAC 2012 está en correspondencia con el nuevo tiempo que transita la Argentina, donde el movimiento cooperativo tiene un papel de vital importancia para construir un país con más democracia y equidad
distributiva.



Agenda común

Luego del acto de cierre del CAC, se llevó a cabo en la filial Litoral del IMFC la firma del Convenio de cooperación recíproca entre la Red Nacional de Parlamentarios Cooperativistas y la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR). El acuerdo establece la colaboración mutua entre la Confederación y la Red votada por unanimidad en el Senado de la Nación, para promover acciones conjuntas con las organizaciones e instituciones vinculadas con el cooperativismo. Entre los principales objetivos figuran los de fomentar la capacitación en materia de cooperativas, propiciar intercambios en torno a propuestas normativas que incidan sobre el cooperativismo y difundir las reformas legislativas que permitan establecer un marco jurídico adecuado para el desarrollo del sector a nivel nacional.
Encabezada por la senadora Liliana Fellner, presidenta de la Red; el diputado Carlos Heller, su vicepresidente, y por el presidente de Cooperar, Ariel Guarco, la firma contó además con la presencia de las senadoras María de los Ángeles Higonet (secretaria de la Red) y María Ester Labado; la senadora por Tierra del Fuego, María Rosa Díaz; el senador nacional Rubén Giustiniani; el presidente del Inaes, Patricio Griffin, y el gerente del IMFC y legislador porteño, Edgardo Form.
Fellner realizó un reconocimiento especial al senador nacional mandato cumplido Luis Rubeo –también presente en el acto y uno de los impulsores de la iniciativa– para luego anunciar que actualmente más de 30 legisladores conforman la Red. A la par, anunció que legisladores provinciales de Mendoza, Buenos Aires y Santa Fe están trabajando para ampliar la red en sus provincias.
A su turno, Heller expresó: «Este Año Internacional de las Cooperativas toma un lema que tiene una profundidad notable: “las cooperativas ayudan a construir un mundo mejor”. Esto se da en medio de una crisis fenomenal porque el otro tipo de empresas dominado por la voracidad sin límites generó la situación paradójica en la que el avance del desarrollo científico y tecnológico, en vez de contribuir a mejorar la calidad de vida, termina siendo un instrumento para favorecer procesos de concentración económica». El diputado por el Frente Nuevo Encuentro señaló además que «en la búsqueda de alternativas para resolver la propiedad de los medios de producción, la forma de organización cooperativa deberá emerger como la gran alternativa transformadora de la sociedad del futuro».
Guarco, en tanto, manifestó que el convenio cumplió con un pedido largamente reclamado en el sector solidario: establecer acuerdos mancomunados con los legisladores «para ir nutriendo de ideas a quienes han decidido operar en la elaboración de proyectos que luego serán leyes».

Protagonistas

Referentes de federaciones de salud, medios de comunicación, trabajo, turismo, servicios públicos y consumo reflexionaron acerca de la importancia del congreso.

«Hemos visto a nivel regional una mayor presencia del sector, participando en las reuniones del Consejo de la ACI, en las actividades de jóvenes. El movimiento cooperativo argentino ha tenido una historia de participación activa a través de El Hogar Obrero, uno de los fundadores de la ACI. Por algunas circunstancias aquello se fue diluyendo y en los últimos años notamos nuevamente su presencia. Esto se debe a la relación que hay con el Inaes y el Estado. Hay que aprovechar esa coyuntura e ir creando sostenibilidad, porque en el futuro nunca sabemos qué va a suceder.»
Manuel Mariño, director regional de ACI-Américas.

«Somos diez millones de asociados, les damos luz a siete millones de personas, prestamos salud, somos la respuesta al despropósito de los años 90, cuando fue levantado el ferrocarril, somos el bastión de lucha para que los pueblos no desaparezcan, somos 500.000 puestos de trabajo en el último tiempo. Ninguna herramienta es la solución a todo, pero pensamos que el cooperativismo y la economía social y solidaria dan la respuesta que la sociedad necesita ante la no respuesta de otros modelos que han dejado afuera a muchísima gente.»
Ariel Guarco, presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina.

«Culminamos un congreso que tuvo como antecedente la gran actividad desarrollada, por cerca de 8.000 personas, en los llamados Pre-Cac. Los temas más importantes estuvieron presentes en el debate: la visibilización del movimiento cooperativo pasa a tener dimensión nacional y regional. También se planteó el aggiornamiento de la legislación cooperativa, lo cual es muy bueno, la necesidad de crecimiento del sector, porque tenemos historia, tenemos presente pero necesitamos futuro.»
Ricardo López, presidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud.

«Todo congreso comienza a partir del momento de su clausura: es la forma de demostrar y de asumir los compromisos que se debaten y se concluyen. No tiene sentido que surjan diagnósticos y conclusiones si luego los dirigentes no llevamos a cabo las políticas discutidas en estas instancias. Si luego de haber finalizado el congreso nos vamos a nuestras casas y no seguimos discutiendo de qué manera ejecutar las políticas que debatimos y concluimos en el mismo, no habrá tenido ningún sentido haberlo realizado.» Marcelo Gallo, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y otros Servicios Públicos.

«Fue un proceso de elaboraciones y propuestas de cada una de las ramas de la actividad cooperativa –tanto urbanas como agropecuarias– que nos permitieron desarrollar una gran cantidad de temáticas. El congreso mostró el debate que existe en el mundo cooperativo. Eso se realizó bajo tres formas: las ponencias reflejan las preocupaciones más importantes que nos atraviesan; los proyectos son aquello a lo que nos comprometemos a futuro y los videos aportan una documentación visual del estado del cooperativismo.» José Orbaiceta, presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina.

«El CAC cobra un significado muy especial si tenemos en cuenta que su desarrollo se corresponde con el Año Internacional de las Cooperativas. Por otra parte, estamos inmersos en un contexto político e histórico muy especial. Hoy por hoy, la importancia que se le está dando al cooperativismo desde el Gobierno nacional, con todas las políticas que se han implementado en materia de comunicación, de posibilidades de inclusión laboral y de facilitación del acceso a financiación, hace que el sector haya cobrado una mayor relevancia.» Moira Fernández, asesora de la Cooperativa de Provisión y Comercialización de Servicios Comunitarios de Radiodifusión.

«Esperamos trascender lo que involucra solamente a nuestro sector y alcanzar mayor presencia y protagonismo ante el resto de la sociedad. Frente a un modelo que está en crisis hace un buen tiempo y que no da suficientes respuestas a los problemas globales existentes, las cooperativas juegan un papel fundamental en lo que respecta a los desarrollos locales dentro de la economía. Este factor nos permite mostrar un modelo de gestión distinto, un modelo democrático, autogestionado, participativo, solidario y, por sobre todas las cosas, inclusivo.» Germán Casalino, presidente de la Federación Santafesina de Cooperativas de Electricidad.

«Lo más importante que deja este congreso es su realización después de haber llevado adelante durante meses los denominados Pre-Cac, donde se trabajó entre todas las cooperativas del país. Instancias de este tipo resultan atinadas para reencontrarnos y para dialogar, para compartir un mismo espacio y para dimensionar la fuerza de nuestro sector. Existen 10.500 cooperativas y 4.500 mutuales, números que expresan la dimensión de la economía solidaria. Debemos aprovechar esta potencialidad para transformar la realidad.» Silvio Bageneta, presidente de la Federación de Cooperativas y Mutuales de la Red Federal de Turismo.

«Trajimos un sinnúmero de problemáticas que atañen a las cooperativas de trabajo, de hecho, venimos impulsando una ley específica para el sector. Las empresas recuperadas tienen sin resolver el tema de las propiedades muebles e inmuebles, hay leyes de expropiación distritales e intentos de una ley nacional aún imposible de certificar. Pretendemos que se visualice la problemática como una necesidad que atañe al conjunto del movimiento.» Federico Tonarelli, responsable de relaciones institucionales de la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados.

«Habiendo participado en los congresos anteriores, creo que se continuó con la misma práctica de aquel congreso del año 1983. Como en aquel momento, el cooperativismo se nutrió de sus bases y, justamente, fue el trabajo de ellas lo que se reflejó en las conclusiones de estas magníficas jornadas en Rosario, lo que nos hace ver que justamente las cooperativas son lo que sus asociados quieren que sean. El gran desafío es que los cooperativistas entendamos que ha llegado nuestra hora y que actuemos a tono con las circunstancias.» Rubén Masón, presidente de la Federación Argentina de Cooperativas de Consumo.

 

 

 


 

 
 

< INICIO