Vallista
Mariana Baraj S-Music

Desde sus inicios, la cantante Mariana Baraj planteó cada disco como un concepto, en un recorrido que siempre indagó en la raíz y que, al mismo tiempo, abrió las puertas del folclore a las mixturas con otros géneros musicales. Su séptimo álbum es el más despojado de su carrera solista. Baraj hizo todo: escribió 9 canciones, alternó instrumentos como el charango, la melódica, el bombo legüero, el cuatro venezolano y, además, sobregrabó su voz en casi todos los temas. «Mujer vallista /tu fuerza es guía /coca y albahaca /trenza y curtida piel», canta en «Vallista», la pieza que da título al disco y que es, en definitiva, la llave para entender el sustrato que le da sentido: su homenaje a la mujer del noroeste argentino. Entre la copla «Aguacero», la mántrica «La irregular» y la mínima «Allin Aqllay Buena cosecha», entonada a capela como un rezo en quechua, se define el tono general del nuevo trabajo de Baraj. La voz de Gustavo Santaolalla como invitado en «Aguacero» es la única excepción de un disco en solitario que es pura austeridad.

---Andrés Casak