1.000 kilómetros de gasoducto por DNU

El presidente Mauricio Macri firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia por el cual autorizó la licitación para la construcción de un nuevo gasoducto de unos 1.000 kilómetros de extensión. Se trata de una obra vital para la región petrolera de Vaca Muerta. La licitación se haría dentro de un mes y prevén la finalización de la obra para 2021, aunque sería puesto en funcionamiento recién en 2022. El emprendimiento transportará parte de lo que se produce en la cuenca de Vaca Muerta, que comprende Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza; hacia los centros de mayor consumo del país ubicados en el Litoral y Buenos Aires. El letrado y especialista en el tema, Agustín Gerez, cuestionó la licitación y sostuvo que «los argumentos para sostener la necesidad y urgencia son poco sólidos», ya que tras haber puesto en marcha «una política de exportación de hidrocarburos, dejando de lado el mercado local, ahora se pretende licitar entre gallos y medianoche una concesión por 35 años (más 10 de extensión) sin ningún tipo de regulación estatal en el precio del transporte de gas».