es el puesto en el ranking de los países con peor desempeño industrial que ocupa  la Argentina, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). Cuatro años de especulación financiera, apertura indiscriminada de las importaciones y caída de salarios confluyeron en un rápido proceso de desindustrialización. Para el INDEC, son doce meses consecutivos de caída interanual. En el segundo trimestre de este año, la producción manufacturera registró un descenso de 8,8% interanual, el más alto entre cerca de 80 países estudiados. Las cifras de la ONU revelan que «es por cuarto trimestre consecutivo el país en el que más cayó la actividad en el mundo».