5 sangres
Spike Lee

A los 63 años, Spike Lee mantiene intacta la energía con la que apareció en escena a mediados de los 80. Pruebas al canto: casi en simultáneo con el estreno de esta nueva película, el director subió a su cuenta de Twitter el cortometraje 3 brothers: Radio Raheem, Eric Garner and George Floyd, que cruza con sagacidad e intención política una escena de Haz lo correcto con los videos de los asesinatos de George Floyd y Eric Garner que levantaron protestas en todo el territorio de Estados Unidos. En 5 sangres recupera a uno de los actores habituales de sus films de los 90, Delroy Lindo, y también una temática de la que ya se había ocupado en Milagro en St. Anna: la de los soldados de origen afroamericano en un conflicto bélico. Mira al pasado, en suma, para reflexionar sobre el presente. Los cuatro protagonistas de esta película producida por Netflix regresan a Vietnam para recuperar los restos del jefe de su escuadrón, y un cofre lleno de oro con el que se toparon por casualidad y enterraron justamente con la intención de regresar algún día a buscarlo. Lee trabaja esa historia, que tiene algunos puntos de contacto evidentes con El tesoro de Sierra Madre, clásico de John Huston, combinando una estética cargada de jump cuts con otros recursos visuales que le permiten agilizar la narración y alternar presente y pasado sin marear al espectador. También le añade algunos toques de humor que la vuelven más fluida, pero más de una vez cede a la solemnidad, cuando pretende que el relato tenga un tono más emotivo. Y naturalmente, hoy más que nunca, conserva el espíritu de agitación que respira toda su obra, que puede leerse como un homenaje a héroes como Malcolm X, Muhhamad Ali y Angela Davis, entre otros. No es de sus mejores películas, pero teniendo en cuenta el dramático contexto de su país, sí se trata de una de las más oportunas.

Alejandro Lingenti