es el porcentaje de incremento de la cantidad de trabajadores que ahora están alcanzados por el impuesto a las ganancias. Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), esto equivale a 700.000 personas que comenzaron a tributar, lo que incrementa el universo de trabajadores al 20% del total de asalariados. Lejos quedó la promesa de campaña de Cambiemos de que «ningún trabajador pagará Ganancias». El atraso en las escalas en relación con la inflación, con un piso del 45%, hace que muchos trabajadores ahora empiecen a pagar. Los trabajadores solteros sin hijos comenzarían a tributar Ganancias en 2019 a partir de los 38.200 pesos de sueldo en mano.