80% off
Verónica Dragui
La vidriera de un teatro del circuito independiente del Abasto se ha convertido en un escenario para las personas que transitan por esa vereda de la calle Mario Bravo. Allí, los martes, durante 6 horas, en 80% off-Artistas parcialmente liquidadxs se suceden performances con guion teatral y elementos coreográficos, realizadas por equipos de artistas coordinados por Verónica Dragui, junto a Julieta Bolo, Patricio Ruiz, Soledad García y Mili Morsella. La propuesta tematiza e ironiza sobre el valor económico de las artes escénicas. El espectador tiene la libertad de permanecer y de abandonar la acción, en el momento que quiera. Se generan así dos focos de atención: por un lado, lo que los intérpretes hacen y, por otro, la respuesta del público. Esta se materializa tanto en el tiempo y calidad de permanencia –casi siempre, duplicada en la necesidad de registrarlo todo con las cámaras de sus celulares–, como en el precio que cada quien está dispuesto a pagar, sea en el buzón físico, sea en el buzón virtual a través de redes sociales. A los laterales de la vidriera, se lee la pregunta: «¿Cuánto vale?». Más que nunca, el público completa el circuito del arte, al evaluar cuánta inversión hay en este proyecto y qué traducción monetaria puede encontrarle. La experiencia viene a pie firme: inició en octubre, hizo una segunda edición con nuevas performances en noviembre, y sigue en diciembre, bajo el lema de «Felices fiestas», con total espíritu de remate (Camarín de las Musas).
Analía Melgar