Anima
Thom Yorke – XL

La carrera solista de Thom Yorke podría definirse como un apéndice de su trabajo con Radiohead. Otra vez con Nigel Godrich en la producción y Stanley Donwood a cargo del arte de tapa, este nuevo álbum –que contó con el empuje publicitario de un ambicioso video dirigido por el cineasta Paul Thomas Anderson y estrenado en Netflix– tiene a las fantasías distópicas como vector temático. Ya en sus discos anteriores, The Eraser y Tomorrow's Modern Boxes, Yorke había trabajado con algunos ejes conceptuales: las miserias de los políticos y la dependencia cada vez más pronunciada de las nuevas tecnologías. Otro asunto que lo desvela hoy es el del sueño: en una entrevista reciente, el músico contó que en una gira del año pasado dio tres conciertos seguidos sin dormir y que quedó atrapado por el libro Why We Sleep del neurólogo Matthew Walker. La paranoia y la ansiedad atraviesan este disco apoyado en climas densos, construidos con sintetizadores etéreos, loops de percusión y una voz monocorde y onírica. Uno de los puntos más altos es «Dawn Chorus», tema inédito de Radiohead que data de la época de In Rainbows (2007). Dato que prueba que Yorke viene trabajando en este estilo de música hace un buen rato. Y se nota.

Alejandro Lingenti