Anoche
Nicanor Loreti y Paula Manzone

Pilar (Gimena Accardi) tiene un plan para este sábado a la noche: quedarse en su departamento y zamparse, ella sola, un balde de pochoclo. Pero enseguida intuimos alguna zozobra emocional cuando vuelca sobre el popcorn azúcar y varias cucharadas de dulce de leche, y lo intuimos porque este no es sino uno de los tópicos, de los clichés, de la comedia romántica. Lugares comunes que Anoche, la nueva película del versátil Nicanor Loreti (el periodista especializado en cine bizarro y cineasta que debutó con Diablo y tuvo su mayor éxito con Kriptonita), abraza con convicción. Los planes solitarios de Pilar se frustran cuando empiezan a caer a su casa, uno atrás del otro, su novio Marcos (Benjamín Rojas), su perturbada hermana Ema (Valeria Lois) y el exmarido de esta (Diego Velázquez). Lo que sigue es una puesta en escena de enredos que delata sus orígenes teatrales (está basada en la obra del mismo nombre, escrita por Manzone, que con la codirección de esta película debuta en el cine) pero no se deja restringir por ellas, y apuesta al ritmo que puede imprimirle al relato, cuando está bien llevada, la unidad de escenografía y de tiempo. Anoche no es revolucionaria ni pretende serlo; tiene momentos más logrados que otros; situaciones más o menos previsibles. Y en ella asoma una Accardi en la que –con la perplejidad justa, sin estridencia y cierta sutil expresión de tristeza– se avizora una estrella para el cine que su larga carrera en televisión aún no había terminado de revelar.

Mariano Kairuz