Atentado en Nueva Zelanda

Al menos 49 personas murieron y otras 48 resultaron heridas, 20 de gravedad, en los tiroteos que se registraron este viernes en dos mezquitas en la localidad de Christchurch, en Nueva Zelanda. La policía detuvo a cuatro personas a las que les encontró explosivos y armas en sus vehículos. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, describió el acto como un «atentado terrorista bien planeado y sin precedentes». Tres hombres y una mujer fueron arrestados, según dijo en rueda de prensa el jefe de la policía, Mike Bush. Uno de los presuntos terroristas, fue acusado de asesinato y pasará mañana a disposición judicial, mientras que otro ha sido desvinculado del ataque, de acuerdo con el informante. Ardern añadió que ninguno de los detenidos estaba fichado por la policía y estaban «fuera del radar» de los servicios de inteligencia.