Aulas abiertas
Nuevo Guido Spano
Recuperada por sus trabajadores en 2013, la escuela del barrio porteño de Palermo enfrenta hoy otro desafío: llevar adelante una propuesta de educación a distancia para sus más de 500 alumnos y alumnas en medio de la pandemia de COVID-19.
Silvia Porritelli

Equipo. Parte del grupo de trabajo del instituto. Foto tomada antes del aislamiento. (Guido Piotrkowski)

Como en los años en que se creó la cooperativa, los trabajadores y trabajadoras del Instituto Educativo Nuevo Guido Spano vuelven a enfrentarse a un gran desafío. Esta vez no se trata de mantener sus fuentes laborales ni de permanecer en el edificio o defender el derecho de los alumnos y alumnas a estudiar, sino de desarrollar estrategias para continuar con los procesos de aprendizaje en tiempos de aislamiento social obligatorio.
«Nunca nos fuimos de las aulas», asegura Javier Lamónica, rector de nivel medio y presidente de la cooperativa que gestiona la escuela, en referencia a las estrategias que implementó el colectivo docente para avanzar en la escolarización de los alumnos y las alumnas desde sus hogares. «Entendimos rápidamente que no se trataba de enviar más tareas  y garantizar el acceso a los contenidos sino que también debíamos abordar la dimensión social en torno a esta situación –explica el también profesor de historia–. Consideramos que es importante continuar acompañando las trayectorias de los chicos, saber cómo están y cómo viven este momento. Así surgió y se puso en marcha la propuesta de dar clases vía streaming».
Según informa el docente, desde hace cinco años el Instituto Educativo –que cuenta con enseñanza de nivel inicial, primaria y secundaria–, viene implementando propuestas pedagógicas a través de soportes digitales. Esta experiencia colaboró para que, cuando se declaró la emergencia sanitaria en todo el país, tanto desde la institución como desde el alumnado, rápidamente se pudiera poner en marcha esa idea de «volver a las aulas desde casa».

Historia de lucha
El colegio Guido Spano cuenta con una trayectoria de casi un siglo en el barrio de Palermo. Sin embargo, el 31 de diciembre de 2013, docentes y alumnos se enteraron de que los entonces dueños de la institución, sin previo aviso, intentaron vaciarla. «El achicamiento del establecimiento fue paulatino. Primero se vendió una parte de las instalaciones, luego hubo cambio de firma y, finalmente, con el objetivo de avanzar en un desarrollo inmobiliario, se intentó cerrar la escuela», recuerda Mariano Rodríguez, profesor de educación física y síndico de la cooperativa. Fue gracias a la rápida reacción de trabajadores y estudiantes, el acompañamiento de las familias, el apoyo de los vecinos y la difusión mediática que tuvo la noticia, que la escuela puedo resistir el cierre. Y la mejor manera que encontraron los y las docentes y no docentes para mantener sus fuentes laborales, y también dar continuidad al proyecto educativo, fue a través la autogestión asociativa y solidaria.  
Como entidad de gestión cooperativa, el colegio pasó a denominarse Instituto Educativo Nuevo Guido Spano. Los cambios y los beneficios que se dieron en esta nueva etapa, a partir de la conformación de la cooperativa de trabajo, fueron varios. «Luego de los primeros tres años, un poco más difíciles en cuanto a organización interna, se consolidó un grupo de trabajo más concientizado con la nueva realidad y más comprometido ideológicamente», señala el presidente, quien además comenta que también mejoraron las condiciones laborales, no solo en cuanto al ambiente de trabajo sino también al incremento de los retornos de anticipo que recibe cada asociado.
A lo largo de sus más de seis años de gestión cooperativa, el instituto educativo duplicó la cantidad de estudiantes y creó más fuentes laborales. Hoy tiene 80 trabajadores y 500 alumnos. Según señala Lamónica, el proyecto pedagógico y social iniciado por la cooperativa, basado en la inclusión, la diversidad, la ayuda mutua, la creatividad y la preponderancia del conocimiento generó un fuerte sentido de identidad y pertenencia en su comunidad educativa, dentro y fuera de las aulas.