Baby: el aprendiz del crimen
Edward Wright
Thriller cargado de acción y adrenalina, Baby: el aprendiz del crimen tiene a un protagonista atípico (Ansel Elgort es un joven con problemas auditivos que conduce a toda velocidad el auto que usa un grupo de delincuentes para ejecutar sus fechorías) y la cantidad exacta de condimentos para atrapar de principio a fin: acción, traiciones, redenciones, matones inescrupulosos, policías corruptos y mucho dinero en juego. También tiene a Kevin Spacey, antes de que se desatara el escándalo de los acosos y nos olvidáramos de que es un actor fabuloso, y una banda sonora que incluye temas de Jon Spencer Blues Explosion, Jonathan Richman, los Beach Boys, The Commodores, T-Rex y Beck. La acción se desarrolla en las calles de Atlanta y está puntuada por una serie de fugas automovilísticas que recuerdan a las que William Friedkin filmó tan bien en Conexión en Francia. No hay baches ni escenas de transición en esta película frenética, dirigida con convicción e ideas por el inglés Edward Wright, el mismo de Muertos de risa, Arma fatal, Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños y Bienvenidos al fin del mundo, todos films exitosos en el exterior que curiosamente fueron lanzados directamente en DVD en el país.
Alejandro Lingenti