Begin Again
Norah Jones - Blue Note

Es tiempo de cambios para Norah Jones. Después de Day Breaks, un disco de jazz pop más bien convencional, grabó un single en ese mismo estilo («It Was You»), otros dos de tono country con Jeff Tweedy, de Wilco («A Song With No Name» y «Wintertime»), y finalmente, a principios de este año, una canción cuya clave emerge en la lírica: en «Just a Little Bit» lo que aparece en la superficie es una declaración destinada a revelarle a un otro algo difuso que ella no es lo que se espera, un mensaje en el que también viene cifrada la conducta artística de esta mujer que se resiste a quedar encasillada en un solo lugar. Editado por Blue Note, el prestigioso sello que la cobija desde su debut (Come Away With Me, de 2004), Begin Again dura apenas 28 minutos y reúne a esos cinco sencillos con otros dos temas que también tienen su propia personalidad: el que le da nombre al disco, apoyado sobre todo en el mensaje político, y «Uh Oh», un económico pero precioso midtempo producido por Thomas Barlett, que supo colaborar con figuras como Rufus Wainwright y Yoko Ono. Ese último, con una densidad y una cadencia similares a las del trip hop, podría ser un rumbo posible para el futuro de la hija de Ravi Shankar. Las mutaciones en su discografía nunca fueron brutales, pero siempre está en el ánimo de Jones la voluntad de probar: en la producción, sumando a un referente del pop alternativo como Danger Mouse en Little Broken Hearts (2014); en los estilos del repertorio, versionando a músicos tan diferentes como Horace Silver y Neil Young; o grabando un disco con Billie Joe Armstrong, de Green Day (Foreverly). No es pereza ni conformismo lo que puede achacársele a esta neoyorquina que a lo largo de su carrera ya ha vendido cerca de 50 millones de copias de sus discos. Mientras tanto, sus fans argentinos cuentan los días: el 16 de diciembre volverá al país para presentarse en el flamante Buenos Aires Arena de Villa Crespo.

Alejandro Lingenti