Ben-Hur
Timur Bekmambetov

El cine le sigue sacando jugo a la novela que el estadounidense Lewis Wallace publicó en 1880. Primero hubo una versión muda (estrenada en 1925) y luego (en 1959) una mucho más popular, dirigida por William Wyler, protagonizada por Charlton Heston. Ahora llega al DVD la que filmó el kazajo Timur Bekmambetov en formato 3D, apoyada decididamente en la imagen hiperrealista e inclinada hacia la faceta bélica más que a la melodramática, una de las notorias fortalezas de su exitosa antecesora. Bekmambetov maneja con solvencia muchos de los resortes del cine de acción, sobre todo cuando la espectacularización es un objetivo determinante, como en la virtuosa secuencia de una batalla naval entre griegos y romanos, narrada desde el punto de vista de los esclavos. No funcionan del todo bien las actuaciones, eso sí: al inglés Jack Huston (nieto del gran cineasta John Huston) le faltan pimienta y carisma para interpretar a un personaje heroico, y el experimentado Morgan Freeman aparece en un rol de muy poco peso. Esa debilidad afecta los tramos donde la acción no manda y despierta el inmediato deseo de que el movimiento se reanude cuanto antes, para no tener que seguir soportando escenas cargadas de una densa artificialidad.

Alejandro Lingenti