Casco histórico de Mendoza
Provincia de Mendoza

El 2 de marzo de 1561, entre dos tormentas de arena, Pedro del Castillo fundó Mendoza del Nuevo Valle de La Rioja en el asentamiento huarpe de Huentata. Tres siglos y dieciocho días después, un terremoto demolió la ciudad. De la arquitectura colonial no quedó más que algunos pilares del Templo de San Francisco y el muro que dividía la iglesia del colegio anexo. Declaradas monumento histórico nacional en 1941, las ruinas constituyen el punto de partida obligado para quien quiera seguir los pasos de la historia. A pocos metros, en medio de la antigua plaza de armas, se alza el Museo del Área Fundacional, que pasa revista al ayer comarcano desde el tiempo de los huarpes. Los testimonios de la época sanmartiniana están más esparcidos. Frente a la Plaza San Martín, la Basílica de San Francisco Solano custodia la imagen de Nuestra Señora del Carmen de Cuyo, patrona y generala del Ejército de los Andes, y el bastón de mando que le ofrendara San Martín. Sobre la calle Remedios Escalada, para completar el cuadro, hay todo un museo dedicado a su gesta y en la Casa de Gobierno se puede admirar la bandera que cruzó con él la cordillera. Más allá del damero urbano esperan el Cerro de la Gloria y El Plumerillo, campo de instrucción de las tropas que liberaron Chile y Perú.

Roberto Cinti