Corbeta Uruguay
Puerto Madero - CABA

Tiene 46,36 metros de eslora y 7,63 de manga, un casco de hierro forrado con teca, tres palos, quince velas y una máquina de vapor Compound. Es la nave argentina más antigua a flote y, tal vez, el velero con mayor veteranía de toda Sudamérica. Fue construida, a pedido del entonces presidente Sarmiento, en los astilleros Cammell Laird Brothers, de Inglaterra. Se incorporó a la flota de guerra como cañonera en 1874. A los pocos días andaba entreverada en reyertas intestinas. Pero su foja de servicios no tardó en cobrar vuelo. Entre 1877 y 1879, como buque escuela, moldeó a los primeros oficiales de marina. Paralelamente integró la fuerza que al mando del comodoro Luis Py desbarató las pretensiones chilenas sobre la Patagonia. En 1882 prestó apoyo a las misiones científicas que observaron el paso de Venus por delante del Sol. Once años después, capitaneada por Julián Irízar, rescató de su prisión antártica a la expedición del sueco Otto Nordenskjöld. El peso de este historial evitó que acabara carcomida por el óxido. Promediando los años 50, tras una restauración exhaustiva, la Armada decidió reincorporarla como «buque museo» y en 1967 se la declaró monumento histórico nacional. Hoy tiende su planchada al público en Puerto Madero, no lejos de otra gloria naval: la Fragata Sarmiento.

Roberto Cinti