Correspondencia (1946-1959)
Victoria Ocampo y Albert Camus - Sudamericana - 160 páginas


La publicación de un volumen de cartas expone más que el contenido epistolar en sí: las memorias de una época, la intimidad de un vínculo. En este caso, dos figuras de relevancia internacional en las letras, como la escritora y fundadora de la mítica revista Sur, Victoria Ocampo, y el intelectual y premio Nobel francés, Albert Camus, quienes se conocieron en Nueva York en 1946 e intercambiaron misivas durante más de una década. Compartieron ideas, proyectos e intercambiaron textos. Ocampo tradujo y publicó al argelino en Argentina. Estas idas y vueltas se presentan acompañados por notas, a cargo de Elisa Mayorga y de Juan Javier Negri, que echan luz sobre la infinidad de sucesos y nombres que desfilan a lo largo de esta correspondencia. Es, también, una muestra del antiperonismo furioso de Ocampo, quien fue detenida en 1953 sin motivo aparente más que el de su ideología opositora. El autor de La peste clamó por su libertad mediante un comunicado y acusó al peronismo de censurar, en 1949, su obra El malentendido. En ese año viajó a la Argentina y no escatimó críticas a un gobierno que conocía por los comentarios de su amiga, que lo describe como una «dictadura monstruosa que nos aplasta», y al país como «incapaz de sacar partido de sus riquezas inexploradas». En el prólogo, Eduardo Paz Leston define al peronismo como una «democracia aparente». Este libro funciona también como un documento del pensamiento de cierto sector ante el peronismo, pero, además, deja entrever un vínculo literario entrañable. Camus aconsejó a Ocampo más de una vez y llegó a decirle: «No sueñe con un lector posible, sino solamente con aquellos que la han amado y la aman por su verdad. Y siga adelante».

Pablo Díaz Marenghi