De acá a la China
Federico Marcello

«Imaginate que este vaso lleno de agua es la población mundial. Bueno, un tercio son chinos», dice Facundo (Federico Marcello), con evidente molestia. Y ese malestar data de los 90, cuando su padre debió cerrar su próspero almacén por la proliferación de supermercados chinos. Treinta años después planea vengarse: viaja a China con el fin de poner allí el primer supermercado argentino. Lleva el mate, la cumbia, el Fernet y pone de nombre a su comercio La mano del diez. La venganza comienza con la entrega de los primeros caramelos a un cliente a cambio de monedas, pero las complicaciones no tardan en llegar: la habilitación cuesta muy cara. Ante el conflicto, aparece la sabiduría ancestral que Facundo palpará como aprendizaje en su loca estadía. Dirigido, escrito y protagonizado por Marcello, el film es una divertida comedia sobre las fusiones culturales de ambos países. Cuenta con varios recursos de guion novedosos, aunque no deja de ser una narración clásica y, como tal, tiene una moraleja. Por eso deja de lado la confrontación entre naciones para hacer un retrato de trabajadores que comparten los mismos sueños.

Emiliano Basile