Denuncia de campaña sucia contra Kicillof

Axel Kicillof, candidato a gobernador bonaerense por el Frente de Todos, dijo que «estamos ante una campaña sucia». El economista detalló que el relato de un sacerdote quien le había contado que «hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo», fue manipulado por Cambiemos. «Yo simplemente conté lo que me dijo un cura en Morón», afirmó Kicillof, y luego cuestionó el uso «que hacen de todo esto» y sostuvo que «durante nuestro gobierno vamos a combatir el narcotráfico, perseguir y condenar a toda la cadena de producción y distribución de estupefacientes». «La semana pasada me acusaron de cambiar de auto», agregó, en referencia a una nota en la que se «revelaba» que en verdad no llegaba a las localidades bonaerenses que visitaba a bordo del Renault Clio de su amigo Carlos Bianco sino en otro vehículo y que luego se pasaba. «Creo que deben tener un contrato con una marca de autos y no les gusta el Clio. El otro “delito” que cometí fue confundir naranjas con mandarinas. Ahora me acusan de robar bancos. No sé si tomármelo en broma, supongo que tendrá algún público», ironizó Kicillof.