Descartarán subtes cancerígenos

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSYP) reveló que Subterráneos de Buenos Aires S. E (SBASE) reconoció que las tres formaciones de la línea B compradas al Metro de Madrid contenían asbesto (amianto) y resolvió que los vagones sean descartados por su peligrosidad. Como se sabe, en 2001 el entonces jefe de Gobierno de la CABA, Mauricio Macri, los compró en forma directa por cuatro millones de euros, a pesar de que ya se sabía que tendrían una vida útil de apenas 10 años. Los propios trabajadores del subte destacaron anteriormente que los vagones tenían amianto, pero el Gobierno de la Ciudad los retiró de recién tras la muerte de dos empleados del Metro de Madrid por estar en contacto con el material cancerígeno. Por su parte, el titular de la AGYTSYP, Roberto Pianelli, consideró que la decisión de SBASE «llegó tarde». Así, el dirigente sostuvo que
«nunca se tendrían que haber comprado estos trenes, primero porque está prohibido el asbesto en el país y segundo porque también es ilegal su comercialización, con lo cual hay un desastre desde el punto de vista legal para ambos países». Cabe destacar que meses atrás los metrodelegados habían realizado medidas de fuerza en todas las líneas en reclamo de medidas de seguridad ante la presencia de asbesto en los vagones compradas a España.