Despidos
Crisis automotriz

La crisis de la industria automotriz se cobró otro centenar de empleos en Córdoba, principal polo automotor, que se suma a los miles por cierre de proveedoras. La terminal francesa Renault despidió a 37 empleados en Santa Isabel y la autopartista nacional MWM, a 89 en Jesús María.
Renault ya había paralizado la producción durante ocho días en agosto y dos en septiembre para desprenderse de stocks ante un mercado recesivo.
En la empresa trabajan 2.300 empleados, cifra que incluye a la línea de producción de Nissan. Las autoridades confirmaron que fueron depositadas las indemnizaciones para un total de 74 empleados, mientras que otros 15 seguirán vinculados un tiempo más.
A esto se suma el anuncio de cierre de la autopartista International Engines MWM, que producía desde hace 25 años motores en Jesús María. La medida afectó la fuente laboral de 89 personas. «A pesar de varias iniciativas para impulsar la producción local de motores y componentes y, recientemente, los grupos electrógenos, la continuidad de las operaciones de la compañía se ha vuelto inviable debido a los bajos volúmenes para satisfacer la demanda del mercado local», fue el escueto comunicado de la firma.