Detrás de las noticias
Miércoles digital
Antes de papel y ahora online, el medio periodístico de Concepción del Uruguay brinda una mirada comprometida con los derechos humanos, la diversidad y el ambiente. Hoy gestionan también una editorial y un programa de radio.
Ulises Rodríguez

En equipo. Los asociados de Miércoles Digital, foto tomada antes del aislamiento. (Ggentileza Miércoles Digital)

En marzo de este año se cumplieron dos décadas de la salida del número cero del semanario El Miércoles, medio de la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay. Concebido para ejercer un periodismo en defensa de los derechos humanos, la memoria, la cultura de las generaciones jóvenes, la lucha feminista, el respeto a la diversidad sexual, el ambiente y los intereses de los sectores menos favorecidos de la sociedad, la edición en papel estuvo en las calles hasta 2006.  
Tras una pausa, el proyecto periodístico volvió al ruedo como una página web, llevada adelante por la cooperativa de trabajo El Miércoles Comunicación y Cultura. «En marzo de 2010, en el salón de la filial Concepción del Uruguay del Banco Credicoop, hicimos la asamblea fundacional de asociados», recuerda Valentín Bisogni, secretario de la entidad.
Miércoles Digital es la primera experiencia comunicacional cooperativa de la provincia de Entre Ríos. Integrada por 15 asociados y asociadas, tiene cuatro comisiones activas: la que maneja el sitio digital (elmiercolesdigital.com.ar); la que se ocupa de la editorial; la que está a cargo de la actividad artístico-cultural (exposiciones, cursos) y el Consejo de Administración, que coordina todo.


Desde casa
La cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19 frenó la actividad de la editorial, dejó en suspenso la fiesta por los 20 años del proyecto y modificó el modo de hacer En la víspera, el programa radial de la cooperativa recientemente estrenado, que se emite por Radio Nacional de Concepción del Uruguay, que sale en vivo los martes a las 22 con sus conductores y columnistas desde sus casas para cumplir con las medidas de distanciamiento social.
Aunque, por otro lado, el trabajo periodístico se incrementó muchísimo. «Subimos notas que cuentan lo que ocurre y las novedades a nivel local y regional, contactamos a amigues en todo el mundo para que nos cuenten cómo lo viven en los países en los que residen. Nos interesa mucho hacer hablar a las personas, las protagonistas de todo, las invisibles, las que están detrás de las noticias», dice Américo Schvartzman, presidente de la cooperativa.
Como todos los medios de comunicación El Miércoles tiene un perfil de lector a quien va dirigida la publicación. Para el presidente, ese lector «tiene una actitud joven ante la vida, una identidad regional fuerte: sabe que ser entrerriano es sobre todo apostar a la libertad y a la igualdad, sabe que Artigas es una figura que vale la pena rescatar, apoya las luchas sociales y populares, se va adaptando a las novedades, le interesa la cultura, detesta las arbitrariedades y los privilegios, no le gusta que lo tomen por tonto. Y, además de todo eso, tiene sentido del humor». Mario Bottarlini es responsable de las redes de El Miércoles y humorista gráfico. «El humor también es una forma de hacer periodismo: divierte, hace reflexionar, molesta un poquito y hacer humor desde un ámbito cooperativo también es militancia», dice.
El jefe de redacción de Miércoles Digital es Jorge Díaz, quien sostiene: «En esta cooperativa estamos siempre viendo la posibilidad de sumar compañeros/as, partiendo de la sinceridad de nuestras limitaciones, pero siempre superándolas con voluntad».
La cooperativa se financia con la publicidad en su sitio digital, tanto de empresas privadas como del Estado municipal y provincial, sumado a la producción y la comercialización de libros. «Pese a que tenemos todos los papeles en regla y estamos inscriptos en el Registro de medios, en 20 años de existencia no hemos conseguido publicidad oficial de Nación», dice Schvartzman que, ante este contexto, señala que «los y las asociadas de El Miércoles realizan otros trabajos para sobrevivir». A la vez, con el contexto actual, están preocupados por la caída de ingresos por publicidad. «Esto va a ser muy duro para la cooperativa –afirma Schvartzman– así que también estamos revisando todo lo que aparece como para abrir el paraguas, ver qué líneas de apoyo anuncian para cooperativas pequeñas como la nuestra».