Donald Trump debe rendir cuentas fiscales

La Corte Suprema de Estados Unidos despejó el camino para que el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Jr., tenga acceso a ocho años de las declaraciones de impuestos federales sobre la renta de Trump y otros registros de sus contadores. La decisión culminó luego de una larga batalla legal sobre el acceso de los fiscales a esa información. El año pasado, The New York Times ofreció un adelanto de lo que le espera a Vance, cuando obtuvo y analizó décadas de datos de impuestos sobre la renta de Trump y sus empresas. Los registros fiscales brindan una visión sin precedentes y muy detallada del mundo de las finanzas de Trump, algo de lo que se jactó durante años y que, simultáneamente, trató de mantener en secreto. El Times denunció que el expresidente reportó cientos de millones de dólares en pérdidas comerciales, pasó años sin pagar impuestos federales sobre la renta y enfrenta una auditoría del Servicio de Impuestos Internos por un reembolso de impuestos de 72,9 millones de dólares que reclamó hace una década. Entre otras cosas, los documentos revelaron que Trump solo había pagado 750 dólares en impuestos federales sobre la renta durante su primer año como presidente y ningún impuesto sobre la renta en 10 de los 15 años previos.