Dutsiland
Mi Amigo Invencible - Discos Crack

Mi Amigo Invencible estaba sin aire y Dutsiland fue un salvavidas. Lejos de disimularlo, la banda indie lo resalta a la hora de hablar de su séptimo disco de estudio. Cuando la separación dejó de ser un camino posible, entonces, los mendocinos comenzaron a trabajar con el productor Luke Temple. Y luego se trasladaron a Estados Unidos para realizar la mezcla con John McEntire (músico de Tortoise, productor de Yo La Tengo y Stereolab) en el estudio Tiny Telephone de San Francisco. Aunque el aroma general sea de transición, Dutsiland tiene una corporalidad profunda: está hecho de canciones simples que se vuelven brotes a medida que madura la escucha. Y qué distintos son los desayunos en las ciudades brutales de este territorio imaginario. Ese es el hilo temático que Mariano Di Cesare despliega con su pluma, con la colaboración de Mariano Castro y Nicolás Voloschin. En «Desayuno continental» dicen «Solo quiero saber si estás acá o estás ahí/ En el teléfono o en mí», mientras que en «Batalla gigante» cantan «Antes de empezar me gustaría tener algo que decir». La dialéctica de la obra se complementa con los elementos de la tapa, en la que se ve a un enorme gallo listo para despertar al mundo. La descontractura definitiva llega en «Loco trópico», en el que los mendocinos parecen abrazarse en un solo baile y, bajo el sol que los reúne, seguir pensando en una mansa constelación.

Facundo Arroyo