Ecuador protesta contra el neoliberalismo

Protestas masivas contra las medidas de corte neoliberal ponen en jaque al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien se vio obligado a trasladar la sede del Gobierno a la ciudad de Guayaquil, ubicada a 421 kilómetros de Quito, la capital del país.  Por su parte, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, declaró el estado de emergencia en el distrito. En la madrugada de este martes, miles de indígenas ingresaron a Quito y  Guayaquil para continuar con las protestas contra el denominado «paquetazo» decretado por Moreno que eliminó los subsidios a las combustibles y redujo los salarios de los empleados públicos, entre otros puntos que provocaron el rechazo popular. Las columnas aborígenes fueron recibidas con aplausos por la población y resistieron el avance de tanquetas, gases y palos. El jefe de Estado insistió con su discurso sobre el respeto al derecho a la movilización, sin embargo, policías y militares continuaron con la represión a los manifestantes y aún es incierto el números de detenidos.