El adiós a Niki Lauda

«Con profunda tristeza anunciamos que nuestro amado Niki murió con su familia, este 20 de mayo de 2019. Sus realizaciones únicas como deportista y emprendedor son y permanecerán inolvidables; su incansable entusiasmo por la acción, su franqueza y su coraje permanecen como un modelo y una referencia para todos nosotros. Era un marido amoroso y atento; padre y abuelo ejemplar lejos del público, que seguramente sentirá su ausencia», expresa el texto del mail firmado por su entorno. Niki Lauda estaba siendo sometido a una diálisis periódica en una clínica suiza, debido a una afección renal, que se había agravado en los últimos días, ya que había recibido un trasplante de riñón que lo había alejado de sus actividades cotidianas. El notable expiloto nacido el 22 de febrero de 1949 en Viena, sufrió un recordado accidente en el Gran Premio de Alemania 1976, que le provocó graves quemaduras que le dejaron marcas faciales de por vida. Lauda fue campeón de Fórmula 1 en 1975 y 1977 con Ferrari, y en 1984 con McLaren, y se retiró definitivamente de la competición en 1985.