El desafío energético
Mar del Plata
La filial Monolito de Credicoop convocó a asociados y público en general a una actividad en la que el investigador Ignacio Sabbatella abordó una temática clave para el desarrollo productivo nacional. Perspectivas de cara al cambio de Gobierno.
Texto y fotos: Juan Manuel Quintanilla

Sabbatella. Tarifas, Vaca Muerta y fuentes renovables, algunos de los temas debatidos.

Como parte de las actividades abiertas a la comunidad, la filial Monolito del Banco Credicoop, ubicada en la ciudad de Mar del Plata, convocó a la charla-debate «Diagnóstico del sector energético. Desafíos para el próximo gobierno», a cargo de Ignacio Sabbatella, doctor en Ciencias Sociales e investigador del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini.
Entre los presentes estuvieron Susana Coltrinari, presidenta de la comisión de asociados, Rubén Mari, vicepresidente, Nora Hernández, secretaria de Educación, y Raquel Magaldi, consejera administradora de Credicoop. También participaron dirigentes cooperativos de Mar del Plata.
Sabbatella detalló en su intervención que «la principal política energética de Cambiemos fue el aumento de las tarifas, con incrementos de más del 3.000% en la luz y más del 2.000% en el gas en menos de 4 años. Esto originó una cantidad de problemas como el impacto inflacionario, recesión de la economía y crisis en los hogares y las industrias. Producto de esto, lamentablemente hoy tenemos que hablar de pobreza energética, un concepto que no usábamos en nuestro país antes de este ciclo, que se usa en otros lugares del mundo para describir a aquellos hogares que no pueden acceder a la energía, o que destinan más del 10% de sus ingresos para costear las tarifas». Para Sabbatella, el legado que deberá tomar el próximo gobierno «es muy pesado y tendrá que desdolarizar las tarifas, pesificar el costo del gas que se extrae en boca de pozo y la generación eléctrica y luego regular los aumentos de las tarifas de acuerdo con los ingresos de los salarios de la población, para que no superen los niveles de inflación. Se espera que un Gobierno que procure reactivar la industria y el consumo interno tendrá que tener como tema central una política tarifaria acorde».

Objetivo difícil
También abordó la temática de las energías renovables, donde existe una nueva ley sancionada en 2015, antes del cambio del gobierno, que establece que para el año 2025 el 20% de la energía eléctrica de todo el país tendrá que ser cubierta por energías renovables, principalmente la eólica y la solar. «En ese marco, el Gobierno actual lanzó el programa RENOVAR, plan de subastas para la generación de parques de energías renovables, del que se hicieron tres rondas y se adjudicaron la construcción de distintos parques eólicos en diferentes partes del país. Hoy hay cerca de 150 proyectos aprobados, pero se pusieron en marcha menos de 100 y el resto están frenados por el impacto de la crisis económica y financiera del año pasado», explicó Sabbatella, y añadió: «Ese objetivo del 20% todavía está muy lejos y veo difícil que se pueda cumplir».
El yacimiento de gas no convencional de Vaca Muerta, con el que se espera que Argentina se transforme en un exportador de petróleo y gas, fue otro de los puntos abordados. «Nuestro país –afirmó el investigador– estaría en condiciones de aumentar el consumo de gas internamente y producido localmente, lo que generará una competencia con las energías renovables con costos más baratos a partir del desarrollo de Vaca Muerta. Por eso, extraer gas de manera económica de nuestro propio subsuelo y al mismo tiempo cumplir con la ley de energías renovables parece difícil».
Sobre el rol que debería tomar el Estado en materia energética, Sabbatella explicó que debe ser «central». «Lo que se espera del próximo gobierno es que YPF vuelva a tomar ese rol y liderazgo que supo tener históricamente –expresó–. También, el Estado deberá fomentar el rol estratégico en energía nuclear que tuvo el país y que este Gobierno casi hizo desaparecer. El Estado no se puede suplir por el mercado para desarrollar la soberanía energética».