El deseo atrapado por la cola
Pablo Picasso

A partir del texto teatral de Pablo Picasso, un grupo de diez actores, músicos y acróbatas dirigidos por Ramiro García Zacarías realizan la puesta en escena de El deseo atrapado por la cola. Se trata de una experiencia multisensorial que transita por los diferentes espacios de la casa de arte Querida Elena, ubicada en el barrio de La Boca. Los espectadores son recibidos en el patio, luego ingresan a una habitación y, más tarde, pasan a otra, siguiendo las asociaciones poéticas de las palabras, los movimientos y los sonidos con que se entreteje la creación del pintor español, inscripta dentro de una estética surrealista. Hay personajes, sí, aunque no un núcleo narrativo; hay conflictos, sí, pero no se resuelven. El Patón, la Tarta, la Cebolla son algunos de los seres que, atravesados por las marcas del clown, saltan sobre una cama elástica, se esconden en un subsuelo, entran y salen por las puertas y ventanas del espacio que representa un hotel. Sufren y gozan. Las referencias llevan hacia el París ocupado por el nazismo: redadas, sirenas, terror. Mientras tanto, el deseo circula como un devenir que libremente liga a todos, como una potencia que resiste, en el territorio íntimo de los cuerpos, al totalitarismo.

Analía Melgar