El idioma de los cordobeses
Investigación de la UNC

Trabajo de campo. Villa Tulumba. (Télam)

«Más agachada que tero de quinta», «tomar mate con cuero», «picar llanta», «tomar hasta el agua de los poros»: ingeniosos refranes, dichos y palabras, junto con la inconfundible tonada que caracteriza el habla de los habitantes del interior cordobés, fueron relevados por un grupo de profesionales de la Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba en las localidades de Villa Cura Brochero, Villa del Rosario, Villa Tulumba, Marcos Juárez, Huinca Renancó y la ciudad de Córdoba. Los investigadores entrevistaron en profundidad a 96 personas a lo largo de varios meses y en cada encuentro, que fue registrado en video, registraron refranes, vocabulario, formas verbales y variantes fonéticas autónomas. La frase «tomar mate con cuero», utilizada en Cura Brochero para aludir a la costumbre de tomar mate en compañía de otras personas mientras se critica a un tercero ausente, o «más perdido que Chechi en la soja», que alude a un personaje real de Marcos Juárez que se extravió en un campo de soja y cuyo cuerpo fue encontrado sin vida durante la cosecha, son algunos de los hallazgos del proyecto. Obviamente, el típico cantito cordobés, caracterizado por «el alargamiento de la vocal de la sílaba pretónica» constituye el dato más sobresaliente de los aspectos fonéticos del habla de los cordobeses.