El legado de Belgrano
Filial La Plata del IMFC

Figura siempre vigente. La charla de Rodrigo López convocó a un centenar de personas.

En el marco del 62º aniversario del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, la filial La Plata organizó la charla virtual «Las ideas económicas de Manuel Belgrano, un revolucionario», a cargo del sociólogo y economista Rodrigo López, investigador del Departamento de Economía del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini. Fue Ricardo Gil, presidente del IMFC La Plata, el que moderó el encuentro. «El 2020 fue el año belgraniano para el Gobierno nacional; Belgrano fue mucho más que una bandera, fue muchas banderas, todavía vigentes: tenemos una deuda pendiente en difundir su legado», dijo antes de darle la palabra a López. El núcleo de la intervención fue abordar las ideas económicas del prócer. «Su pensamiento económico está en Correo de Comercio, un periódico que salía los sábados en plena revolución», indicó López. «Él no buscó construir aquí el modelo europeo sino que manifestó la necesidad de crear un pensamiento regional, para lo que necesitó recurrir a la fisiocracia y fomentar la agricultura, aun cuando en ese momento, con la nueva teoría liberal, la manufactura era lo central y la agricultura mala palabra». La distribución del ingreso fue uno de los aspectos destacados de su pensamiento. «Belgrano se adelantó a David Ricardo, el gran economista inglés, y propuso una policía de granos. Pero además, dio explícitas instrucciones de cómo trabajar la tierra, de cómo no degradarla». También el proteccionismo, ya que, según el especialista, Belgrano planteaba tomar medidas que cuidaran el desarrollo del mercado interno y privilegiaran la demanda y el consumo. La deuda externa fue otro punto clave. «Para él, lo peor que puede hacer un Estado es tomar la deuda pública de sus enemigos, quedar endeudados con el exterior. En este sentido llegó a decir “el Estado está obligado a gastar y no a ahorrar”. Belgrano pensó en una economía donde el Estado jugara un rol fundamental en la regulación y en la distribución del ingreso entre clases sociales», afirmó López. El desarrollo de la mirada sobre la educación que sostuvo el prócer también fue abordado. Para Ricardo Gil, probablemente esta mirada fue «mucho más amplia e integral que la que se desarrolló en la presidencia de Sarmiento». Belgrano, además,  creó los primeros astilleros, promovió la siembra de lino y cáñamo y elaboró, en su expedición al Paraguay, lo que se considera el primer antecedente de la Constitución Nacional de 1853. Estas y otras ideas fueron debatidas durante casi tres horas ante un público que se mostró muy motivado a conversar y realizar preguntas.