El maestro
C. Tamagnini y J. Dabien

En tiempos de cuarentena, el rol de los maestros ha sido revalorizado por su vocación y su incuestionable papel desempeñado en la formación a distancia. La historia de esta película filmada en La Merced, un pequeño pueblo de Salta, llega en este particular momento para contar la historia de Natalio (muy buen trabajo de Diego Velázquez), un maestro de primaria dedicado a sus alumnos y a la escuelita en la que trabaja. El docente ve alterada su vida cuando los rumores acerca de su sexualidad se acrecientan, luego de la llegada de Juan (Ezequiel Tronconi), un amigo del pasado. Los directores Cristina Tamagnini y Julián Dabien captan la sensibilidad del tema a través de las emociones del personaje principal, mientras van tejiendo a su alrededor el trasfondo de una sociedad patriarcal cerrada a los cambios de paradigmas. La noción de enseñanza se debate entre la rudeza masculina inculcada por la mayoría de los habitantes del pueblo a sus hijos, y la relación educador-educando, que prioriza las aspiraciones personales de cada individuo. Propio de un melodrama de Douglas Sirk, el relato sienta sus bases en el juicio de la sociedad hacia el sufrido protagonista. Hay un juego interesante con un clásico como El Principito, convertido en el film en obra de teatro escolar por el maestro, ya que su mensaje sobre la incapacidad de los adultos de ver las cosas de otro modo, va de la mano con los hechos relatados. Puede verse en CINEAR TV y en la web de esa misma señal.

Emiliano Basile