El precio de la verdad
Todd Haynes

El actor y aquí también productor Mark Ruffalo, lleva al cine esta historia que apareció publicada en un artículo del New York Times. Se trata de la labor de un abogado de Cincinnati, Rob Bilott (Ruffalo), contratado para defender a empresas químicas quien, inesperadamente, se pone del lado del pueblo cuando descubre los peligros del ácido perfluorooctanoico que llevaba años contaminando a una comunidad rural. Bilott encauza infinidad de demandas y se mete en  problemas al enfrentar al poder: pone en riesgo su profesión (Tim Robbins interpreta a su jefe), su familia (Anne Hathaway a su esposa) y hasta su propia vida. Ruffalo le encarga la dirección del proyecto a Todd Haynes (Lejos del paraíso, Carol), cineasta destacado por sus melodramas, que incursiona por primera vez en el thriller político. Pero la película no solo relata la contaminación ambiental con una investigación reveladora al estilo Todos los hombres del presidente, sino que también hace hincapié en narrar el precio que debe pagar el abogado, cuando pasa a convertirse en un bastión fundamental en la lucha contra el poder corporativo. En ese quiebre en la vida del protagonista se observa la sensibilidad del realizador de Velvet Goldmine para humanizar el accionar de un hombre dispuesto a enfrentarse en soledad a las injusticias sociales.

Emiliano Basile