El quijote de la banda
Untref TV

El quijote de la banda es una pequeña (y gran) sorpresa en este tipo de formato, un docureality de seis episodios de nueve minutos en el que la síntesis se vuelve un deseo complejo de cumplir. A menudo, en virtud de meter la mayor cantidad de cosas en un tiempo reducido, la sobrecarga dinamita al relato. En El quijote… no sucede nada de eso. Mariano Sapetti quiere cumplir un sueño postergado: debutar en la primera de River Plate al mismo tiempo que filma una película. Este punto le juega a favor al relato, ya que la idea de registrar la historia, que remite al Quijote de Cervantes, tracciona a su vez al improbable deseo de debutar como futbolista profesional a los 40 años. Sin embargo, ese anhelo se hace visible de distintas formas, al menos en su mente, lo que resulta vital para el relato. En ese camino Sapetti se cruzará con distintos personajes del club, lo hablará con su psicóloga, sus compañeros de trabajo y algunos famosos. Para alcanzar su meta tiene un seguidor (Alejandro Mario Geffner, codirector y su Sancho Panza), que lo impulsará a llevarlo adelante. La narración fluye naturalmente, se hace camino al andar y tiene momentos muy graciosos. «La realidad nos sorprendió con acontecimientos inesperados: contactamos al presidente DʼOnofrio, jugadores, dirigentes y periodistas; ganamos un premio en el FNA y la posibilidad de exhibir la primera temporada en simultáneo en UN3 y La Página Millonaria», dicen sus protagonistas. Un debut con gol al ángulo.

Damián Damore