El salón de los caprichos
Max Gómez Canle

El salón de los caprichos es la primera exhibición antológica de Max Gómez Canle, donde se recorren 20 años de trabajo, desde 1999 hasta la actualidad. El artista deja ver las distintas dimensiones que abarca: la inquietud formal y la presencia de una atmósfera metafísica. El universo de Gómez Canle, que incluye una galería de figuras geométricas, arquitectónicas, personajes fantásticos, paisajes y vistas de la naturaleza (pirámides emplazadas en la nieve, hombres escondidos en disfraces de ciervos), se revela como un acopio mental de imágenes. Representaciones que llegan desde el Renacimiento, el Barroco, el Romanticismo, el Surrealismo y la abstracción geométrica, que se instalan en la obra a modo de citas de creaciones ajenas. Trabajados en una materialidad diversa, como la tinta, el óleo, el cobre, la madera o el bronce, las piezas son lúdicas y misteriosas. En ellas Gómez Canle parece reinstalar aquella pregunta sobre el rol que ocupa el objeto estético en el mundo actual. ¿Documento histórico que atesora un pasado? ¿Espacio virtual en el que la humanidad se proyecta?

Viviana Vallejos