El tercer día
HBO

El tercer día es ese tipo de series a las que les resulta difícil satisfacer las enormes expectativas generadas por una poderosa campaña de marketing previa a su lanzamiento. Los elementos que se combinan para despertar el interés son varios. Se trata de una ficción enmarcada dentro de un subgénero del terror que logró grandes éxitos recientes (Midsommar, El ritual): el «horror folk». Tiene como protagonista a Jude Law, un actor popular y respetado por la crítica. Y cuenta con una estructura inusual, dividida en tres partes («Verano», «Otoño» e «Invierno»), pero con una extravagancia adicional que ha generado revuelo. Luego de tres capítulos con Law como personaje central, se emitió en Estados Unidos un segmento especial en vivo de 12 horas de duración. Se trata de la parte bautizada «Otoño», que tuvo como eje y cerebro a Felix Barrett, director de la compañía teatral Punchdrunk, especializada en experiencias escénicas «inmersivas». No hay antecedentes de una serie que incluya un episodio de estas características, con los actores conviviendo en tiempo real, como si fueran sus personajes. En las redes sociales se discutió mucho: ¿fue un logro más organizativo que artístico? En el caso de los seis capítulos de «Verano» e «Invierno», hay una sobrecarga de tensión y un misterio atrapante que cubren el sensacional paisaje donde se desarrolla la historia. Un logro modesto, pero firme.

Alejandro Lingenti