El tiempo pasa volando
Miguel Poveda - Carta Blanca Records

Miguel Poveda subió por primera vez a un escenario en 1988, cuando tenía apenas 15 años. Fue en una peña flamenca de Badalona y todavía no sabía que iba a transformarse en una gran figura del género, su estatus actual, más allá de que un sector de polemistas obstinados lo siguen discutiendo. En este disco, editado para celebrar 30 años de intensa carrera, hay más de una hora y media de música repartida en 24  tracks poderosos. El primer CD está dedicado a la revisión de su educación sentimental y tiene mucho espíritu rumbero: temas que popularizaron Los Chunguitos, Los Chichos, Bambino y Manzanita muy bien interpretados por este artista notable, que también debió tolerar desprecios por el simple hecho de declararse homosexual. Además, incluye una canción de Alejandro Sanz, que no termina de acomodarse bien dentro del contexto. En el otro disco, reluce la variedad (bulerías, fandangos, peteneras, tarantas), en una selección que parece destinada a provocar a los puristas. Si hay algo que no se le puede reprochar a Poveda, es falta de valentía para seguir sus instintos. El track inicial, entonces, suena como declaración de principios: «Yo quisiera ser muy libre».

Alejandro Lingenti