En Boca de todos
Fútbol argentino
A los 56 años, Gustavo Alfaro encara la reconstrucción xeneize con una misión obligada para su carrera y el club: conquistar la Copa Libertadores. Los ecos de su conflictiva salida de Huracán y los intereses políticos dentro y fuera de la cancha.

Contenido para Suscriptores

El contenido que desea consultar es de acceso exclusivo para suscriptores de la revista Acción.

Los suscriptores de la edición impresa tienen acceso gratuito a la edición digital, genere su usuario.

Si ya tiene su contraseña, por favor inicie sesión o suscríbase.