En caída
Construcción
El Gobierno asegura que la crisis económica ya tocó fin, pero las actividades que más traccionan la economía evidencian retrocesos históricos. Preocupación por el endurecimiento de la política monetaria y sus efectos. Menos puestos de trabajo.
Cristian Carrillo

Alerta. Por la recesión y el ajuste, a nivel nacional se perdieron 190.000 empleos desde 2016. (MARCELO CAPECE/NA)

La devaluación, la consecuente disparada de los precios internos, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y el ajuste en la obra pública prometidos al Fondo Monetario son algunos de los ingredientes que afectan a la actividad de la construcción. En este contexto son las pequeñas y medianas empresas, sin espalda financiera suficiente, las más afectadas. El año pasado se perdieron cerca de 2.000 puestos por mes en el sector pyme, tanto en el rubro construcción privada y pública como en la producción de insumos. Los empresarios pyme se manifiestan preocupados por el sesgado análisis de la realidad que hacen en el Gobierno nacional. Según un trabajo de la Universidad de La Pampa (UNLPam) la caída del nivel de actividad y de las ventas hizo que se perdieran 190.000 puestos de trabajo a nivel nacional desde que asumió Cambiemos.
El año pasado la actividad finalizó en todo el país con un retroceso del 20,6% respecto de 2017. Mientras que enero comenzó con un caída del 15,7% respecto de igual mes del año pasado, según cifras del INDEC. En 2018, además, se perdieron 12.930 puestos registrados de la actividad en el sector privado. En diciembre pasado había 431.233 trabajadores registrados, un 2,9% menos en términos interanuales. De acuerdo con datos de la Confederación de Pymes Constructoras (CPC), la zona más afectada por despidos en el sector es el Noreste, donde Misiones, Chaco y Formosa presentan una caída del 37%. En el NOA, si bien la caída de la región está en el orden del 3%, en La Rioja llega al 21% y en Salta al 14%. En la Patagonia, las pérdidas de puestos de trabajo más importantes fueron en Río Negro y Chubut, con una baja del 20%, mientras que en Santa Cruz llega al 51%. En Cuyo, San Luis cayó un 56%, en contraste con un crecimiento de empleo en Mendoza (9%) y San Juan (12%). En la zona Centro Pampeana, se verifica un descenso del empleo en Entre Ríos (27%) y La Pampa (6%). En las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe creció levemente: 5%,17% y 13%, respectivamente. En la Ciudad de Buenos Aires, se registró un aumento hasta agosto último del 19% interanual.

Reclamos pymes
En el último Foro Regional de Pyme Constructoras, que se realizó en la Legislatura de Misiones, se rubricó un documento solicitando que la Nación destine mayores recursos a la obra pública en infraestructura social. En dicha declaración los representantes de las cámaras, asociaciones y confederaciones de la construcción, junto con legisladores provinciales y nacionales del NEA advirtieron la necesidad de garantizar la inversión en infraestructura social equitativa en función de las particularidades de cada región, con participación directa de pymes de todo el país.
Pese a los índices en baja en el sector, el Gobierno nacional asegura que ya hay indicios de una recuperación en todas las actividades vinculadas con la construcción, aunque en la serie interanual y desestacionalizada que publica el INDEC arrojó una caída de dos dígitos. «Un diagnóstico errado preocupa más que los datos negativos de la realidad», aseguró el presidente de la CPC, Daniel Mafud. El directivo pyme alertó sobre la paralización de la obra pública. El otro problema que remarcan en el sector es el alto costo financiero derivado de la política monetaria contractiva que lleva a cabo el Banco Central. La tasa del 60% anual afecta también a los desarrollos privados. «Hay que tener presente que los potenciales compradores observan con preocupación el incremento en las cuotas de créditos UVA del año pasado», advirtió Mafud. En el sector solicitan que se lance un Plan Nacional de Viviendas mediante el sistema de subsidio a la oferta y que el Estado atienda las dificultades de acceso al financiamiento de las pymes constructoras mediante un fondo de garantía.