Entre navajas y secretos
Rian Johnson

Decir que siempre se regresa a los clásicos ya no es novedad en estos tiempos de secuelas y remakes, pero hacerlo con «vuelta de tuerca» es bienvenido cuando se trata de estructuras narrativas efectivas. El realizador y guionista Rian Johnson, que saltó a la fama con Looper: Asesinos del futuro pero que tomó notoriedad luego de dirigir Star Wars: Episodio VIII, aborda el policial inglés de misterio al estilo de Agatha Christie desde la parodia. El nudo de la trama consiste en averiguar quién es el asesino entre un grupo reducido de personas sospechosas por igual. La tarea es encomendada al inspector Benoit Blanc, interpretado por Daniel Craig, mientras que Christopher Plummer es el difunto Harlan Thrombey, un millonario patriarca hallado muerto la noche de su cumpleaños con todos sus descendientes presentes. Solo uno puede ser el asesino y la versión de cada hijo, yerno, nuera o nieto (interpretados por los reconocibles Jamie Lee Curtis, Don Johnson, Toni Colette, Ana de Armas, Chris Evans y Michael Shannon, entre otros) no hace otra cosa que sembrar pistas falsas por doquier. El realizador retoma la idea del «gato encerrado» desde el humor y la parodia consciente, siendo las pistas deductivas igual de importantes para resolver el crimen que todas las referencias al género reconocidas por el espectador. Se suma la chispa del multiestelar reparto con sus paradigmáticos personajes, en una película que invita al juego participativo para resolver el enigma planteado.

Emiliano Basile