Épica y fantástica
Marina Fages - Discobabydisco

Una de sus afirmaciones en «La fuerza suave» es innegable: «En movimiento constante». No es fácil tomarle el pulso a Marina Fages, una compositora que también es instrumentista, pintora y agitadora cultural. Épica y fantástica es su tercer disco solista, aunque también integra varios proyectos paralelos. Aquí solo hay pequeños rastros de sus trabajos anteriores, de modo que lo que queda al descubierto es una búsqueda totalmente nueva. Eléctrica, con arreglos extraídos del grunge, más clásica para las melodías y con una banda rítmicamente acelerada, la música de Fages se nutre de distintos pulsos de batería. Hay un ejército de mujeres talentosas que la acompañan en varias colaboraciones: entre otras, aparecen en guitarra su socia eterna Lucy Patané y la desequilibrante Marilina Bertoldi. Además, participan Fernando Samalea, Sergio Verdinelli y Benito Cerati. En ese marco aparecen las canciones: «La furia suave», por ejemplo, sideral, colgada y con una melodía certera. En «Piedra, marea, fuego» utiliza un sintetizador como hilo conductor, y funciona como la pieza que equilibra el trabajo anterior con lo nuevo. Y «Provincia», donde a través de una crónica urbana desarrolla un rock clásico, con un estribillo entre bizarro y pegadizo: «Quiero ser la provincia siempre para vos». Así germina una de las semillas más poderosas del pop independiente de Buenos Aires.

Facundo Arroyo