Evo Morales, en movimiento
CCC Floreal Gorini

Invitado por el CCC Floreal Gorin, el presidente legítimo del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, mantuvo una cálida reunión con su director, Juan Carlos Junio, investigadores de los distintos Departamentos del centro y representantes de otras áreas del movimiento cooperativo nucleado en el IMFC, en la que analizó la coyuntura y los desafíos de Bolivia luego del golpe de Estado del 10 de noviembre.
«Te recibimos en este centro que reivindica y defiende lo latinoamericano como rasgo definitorio de nuestra tarea», señaló Junio, en la bienvenida. Morales comenzó su intervención consignando el trasfondo político del golpe de Estado del 10 de noviembre. «Este es un golpe al litio», señaló, y cuestionó la posición no neutral e injerencista de la Organización de Estados Americanos (OEA). De cara al nuevo proceso electoral, sostuvo que el MAS «va a ganar las elecciones», si bien aclaró: «Ahora sí, de verdad, habrá fraude. Cuando los gringos muerden, no sueltan». Por otra parte, recordó otros episodios sangrientos de la historia política boliviana y mencionó en detalle la violencia desatada desde que fue obligado a dejar el poder. En el cierre, sostuvo: «Agradezco a todos por recibirme aquí, en este Centro Cultural, y por el afecto: no estamos solos».
En condición de asilado político gracias a la gestión del presidente argentino Alberto Fernández, el líder aymara ofreció dos conferencias de prensa en la sala Osvaldo Pugliese del CCC Floreal Gorini, en el marco de la embestida judicial en su contra.


Bienvenida. Pary, Evo y Junio en el edificio de la avenida Corrientes: asilo y resistencia. (Horacio Paone)