Extracción del agua de la niebla
Eduardo Mileo - Ediciones en Danza - 448 páginas

Después de varios años de no publicar, Eduardo Mileo presenta un ambicioso poemario fruto de una intensiva búsqueda y afinada elaboración que describe como «Una historia poética de la pintura» que se detiene en obras de «distintas épocas, creadas en sociedades muy alejadas entre sí», como afirma en el «Prólogo». Esto supone una cuidada selección que se inicia en la Prehistoria, sigue en la Antigüedad, remonta al siglo XV y de allí hasta la actualidad, para ofrecer dos series de poemas que se exponen en las páginas pares e impares del extenso libro. La primera –que denominó «los poemas inspiración»– busca reponer las motivaciones de cada uno de los pintores para componer su obra. La segunda, los «poemas cuadro», entra en diálogo con la otra, como en eco y reflexión desde el presente, lo que resignifica cada obra porque lo que vuelve (convocado) «no es nunca de lo mismo» como se advierte en el «Epílogo». Resuenan entonces tanto los clásicos (Da Vinci, Rembrandt, Manet, Paul Klee, Frida, entre muchos otros), en un conjunto laboriosamente elegido. Lo que da como resultante imágenes que por su peso, su luz, su enorme posibilidad evocativa, no solo muestran lo que son sino también cómo han llegado a serlo. O sea, hay un espesor temporal inscripto en cada uno de los poemas  como sucesivos cuadros en un museo, que inducen a encontrar mediante la palabra que sustenta las imágenes, una sabiduría sobre la vida y el mundo. No otra cosa que el objetivo de este libro.

Susana Cella