Fallo con perspectiva de género

La Justicia Civil dictó un fallo que sentará un precedente con perspectiva de género, al darle la razón a una mujer de 70 años que reclamó una indemnización a su expareja porque durante el tiempo que estuvieron casados ella se dedicó a las tareas domésticas y al cuidado de los hijos. Ahora, el hombre deberá pagarle unos 8 millones de pesos. La pareja estuvo casada entre 1982 y 2009 y en ese lapso acordaron que él se dedicara a trabajar y ella a las tareas de la casa y al cuidado de los hijos. Durante esos años vivieron en Comodoro Rivadavia y posteriormente se mudaron al barrio porteño de Palermo. Luego, el hombre la abandonó cuando ella cumplió 60 años y ya estaba en edad de jubilarse. La mujer había estudiado para ser química pero a la edad de la separación no podía dedicarse a trabajar. Tras la separación, ella afrontó dificultades económicas mientras, según el fallo, él logró un «buen pasar» económico. La sentencia, que no está firme, fue firmada por la jueza Victoria Famá, del Juzgado Nacional en lo Civil N° 92, que adoptó la perspectiva de género para su fallo.