Fomentar el crecimiento
Banco Credicoop
Fiel a su compromiso con el desarrollo nacional, la entidad anunció beneficios para micro, pequeñas y medianas empresas que operan con ella, en línea con las recientes disposiciones del BCRA. La iniciativa ha tenido gran aceptación.
Silvia Porritelli

Priorizar lo pequeño. El banco asiste crediticiamente a 136.000 mipymes en todo el país. (Horacio Paone)

La banca cooperativa fue la primera en reaccionar frente a la medida lanzada recientemente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que establece reducciones en la exigencia de efectivo mínimo a los bancos que otorguen financiamiento a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) a una tasa nominal anual máxima del 40%.
En ese marco, Credicoop anunció una nueva línea de descuento de cheques de pago diferido a tasas más bajas que el máximo establecido por el BCRA. «Reafirmando su naturaleza cooperativa y su permanente preocupación por acompañar a las micro, pequeñas y medianas empresas, cooperativas y al resto de las entidades de la economía social, el banco decidió ir por más y lanzó una línea especial para descuento de cheques de pago diferido, de hasta 90 días y con tasas que van desde el 29% al 37%, en función de la reciprocidad con la entidad», explicó Ángela Carulli, gerenta de Banca Empresas de Credicoop. «En lo concreto –dijo–, esto les permite a las empresas hacerse de fondos el mismo día que reciben el cheque, sin tener que esperar el vencimiento del plazo del mismo, el que a veces puede llegar a 90 días». Agilizar la cadena de pagos y cobros, y permitir el acceso rápido a los fondos y el aprovisionamiento inmediato de stock, además de favorecer oportunidades de conseguir mejores precios o de cubrir algún imprevisto, son algunos de los beneficios que otorga esta iniciativa.


Siempre cerca
Desde sus orígenes, Credicoop se caracterizó por ser un banco muy cercano a las pymes, con un amplio conocimiento de su problemática y sus necesidades. «Por tal motivo
–dijo Carulli–, nuestro objetivo es ofrecer permanentemente productos que les permitan satisfacer sus necesidades de financiamiento aplicado a su desarrollo». En la actualidad, el banco opera con 136.000 mipymes, que son atendidas crediticiamente por aproximadamente 30.000 millones de pesos. «Esta línea ha tenido una excelente aceptación por parte de las empresas –informó–, duplicando el volumen operado normalmente, lo cual demuestra la avidez de créditos a tasas más bajas que tenía este sector».
La propuesta de Credicoop responde a la decisión del BCRA de bajar los costos de financiamiento para las empresas, con el objetivo de reactivar la producción interna priorizando el respaldo a las pequeñas y medianas empresas, además de atender las necesidades de capital de trabajo y fomentar un mercado de crédito con costos accesibles. «Nuestro banco siempre se ha destacado por ofrecer las tasas y comisiones más bajas y competitivas del mercado, con la política y el concepto de lograr la rentabilidad mínima necesaria, que nos permita el normal desarrollo y operatividad para ofrecer productos y servicios con las condiciones más convenientes para nuestros asociados», destacó Carulli.
Finalmente, la gerenta consideró que esta disposición del BCRA es la primera de otras medidas que permitirán la recomposición del mercado interno y el aumento de la actividad económica. «Cuando surjan nuevas propuestas –concluyó– seguramente Credicoop tendrá una función preponderante de acompañamiento financiero a las mipymes».