The Forgiven
Roland Joffe

Sin pasar por los cines argentinos, llega directo a DVD esta nueva película del veterano director de La misión. Los protagonistas son Forest Whitaker, como el famoso obispo negro Desmond Tutu, clérigo anglicano que luchó durante años contra el apartheid en Sudáfrica; y Eric Bana, un despiadado miembro de las Fuerzas de Defensa de ese país, un escuadrón de la muerte integrado exclusivamente por blancos. Hay demasiadas palabras y no tanta acción en esta historia de tinte político, que ya ha sido abordada desde muy distintos enfoques en el cine (Grito de libertad, Sector 9, Invictus), un problema quizás derivado de su origen teatral (el guion está basado en la pieza de Michael Ashton). Lo mejor de la película es la sólida actuación de Whitaker, que dota de credibilidad a su personaje, aun cuando su caracterización no ayuda demasiado (la prótesis nasal que usa es realmente desafortunada). El papel de Bana, en cambio, es una cruza bastante artificial de todos los villanos supremacistas que hemos visto en la pantalla. El disparador del drama es la desaparición de una niña negra y la intrincada investigación policial que desata, pero la trama también incluye una línea apoyada en la violencia carcelaria en la prisión de Pollsmoor, en Ciudad del Cabo, que no termina de integrarse con la fluidez necesaria.

Alejandro Lingenti