Fortalecer los ideales
Asamblea General Ordinaria de Credicoop
Cientos de delegados de todo el país asistieron, como cada año, al acto que repasó la Memoria y el Balance correspondientes al 42º ejercicio de la entidad, además de elegir autoridades. Análisis de la coyuntura nacional e internacional a cargo de Carlos Heller
Cora Giordana / Fotos: Jorge Aloy

Buenos Aires. Form, De Lorenzi, Callegari, Giura, Galmés, Heller, Cortés, Sapei, Louzán, Bózzolo y Lorenzo encabezaron la mesa en Parque Norte.

Como cada año, delegados de todo el país se hicieron presentes en la Asamblea General Ordinaria de Credicoop, máxima instancia estatutaria de la entidad cooperativa que este año cumplió cuatro décadas de fecunda existencia. Encabezado por su presidente, Carlos Heller, el acto convocó a 2.700 asistentes. En ese marco, se convalidaron por unanimidad la Memoria y el Balance correspondientes al 42º ejercicio. Heller estuvo acompañado en la mesa central por Edgardo Form, presidente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos; Gerardo Galmés, gerente general; Ricardo Sapei, vicepresidente primero; Horacio Giura, vicepresidente segundo; Carlos Louzán, tesorero; Néstor Callegari, protesorero; Marcelo de Lorenzi, protesorero segundo; Melchor Cortés, secretario; Edgardo Bózzolo, prosecretario primero; y Jorge Lorenzo, síndico titular. Todos los integrantes de la Mesa Directiva, junto con Marta Sitlonik, prosecretaria segunda, conservarán sus cargos durante el próximo ejercicio.
Antes de comenzar su habitual análisis de la realidad del país, Heller dio la bienvenida y destacó la presencia de Alejandro Simón, director general del grupo Sancor Seguros, quien, según el presidente de Credicoop, fue uno de los referentes de la economía social que trabajó codo a codo con el Banco y otras entidades del sector en el freno de la modificación de la ley que intentó afectar a las cooperativas de crédito y seguros con el impuesto a las ganancias. «Hemos iniciado un vínculo muy positivo y con mucho futuro», afirmó Heller. También habló de los actos realizados a lo largo del país en ocasión del 40º aniversario del Banco, que reunieron a más de 8.000 personas en 11 actividades repartidas en todas las regiones donde Credicoop tiene presencia.

Frente de tormenta
Como es habitual, Heller compartió con los presentes un análisis de la coyuntura internacional y sus implicancias en el plano local. «En su momento, el presidente Macri nos dijo que había que recurrir al Fondo Monetario Internacional para tener los recursos, dado que se nos habían cerrado los mercados, para que pudiéramos cumplir en término con las obligaciones. En ese acuerdo con el Fondo, ya había una serie de limitantes que tenían que ver con ajuste fiscal, entre otras medidas. Pero ninguna de esas metas se cumplió y el gradualismo fue quedando cada vez más en el baúl de los recuerdos», afirmó el presidente de Credicoop. Y analizó luego la segunda negociación del Gobierno argentino con el FMI y la búsqueda del objetivo de llegar al tan mentado «déficit cero». «Todos sabemos lo que eso significa desde el punto de vista de la gente, de la ciudadanía, de las actividades, de las pymes. De todo lo que tiene que ver con nuestro quehacer. Por lo tanto, uno podría decir, simplificando, que la característica del periodo transcurrido desde la anterior asamblea y esta fue la del pasaje del llamado gradualismo a una etapa de profundización del ajuste y de altísimo nivel de endeudamiento».
Todo esto sucede, recordó Heller, en un escenario internacional que también muestra síntomas inquietantes: el FMI bajó recientemente la estimación del crecimiento global para 2019, una merma en prácticamente todas las economías importantes y la correspondiente afectación del comercio global. «Todos esos indicadores plantean un panorama internacional por lo menos preocupante», afirmó. También marcó otro rasgo que fue acentuándose con los años: el organismo de crédito internacional no solo opina sobre temas económicos, sino que también incursiona en temas de la política interna de los países.
A la par, afirmó que, según un informe de la Comisión Europea, existen riesgos elevados de que la relación deuda pública-PiB se vuelva insostenible en países como Bélgica, España o Francia. «Es decir, no se trata ni de casos aislados ni de pequeños países. Es un tema bastante preocupante, hay una lógica de ese funcionamiento de la economía global que es la lógica de la concentración económica que inevitablemente tiene como contracara la exclusión, una lógica que siempre utiliza la herramienta del ajuste fiscal, la liberalización del comercio, el libre movimiento del flujo de capital y hasta ahora ha demostrado que lo único que hace es agrandar la brecha y generar estas irritativas cuestiones de que apenas 26 personas tengan una riqueza equivalente a la de la mitad de la humanidad».


«Está claro –dijo Heller en otro tramo de su intervención– que uno de los principales problemas que hemos vivido en tres años y meses de esta gestión es el debilitamiento constante del mercado interno, que impacta de todas las formas sobre el consumo personal, sobre el funcionamiento de las pymes, de las empresas de la economía social, impacta sobre la producción en general». Y describió el complicado escenario para la producción nacional, marcado por las elevadas tasas de interés, la importación indiscriminada y el constante aumento de las tarifas de los servicios públicos. «El motor principal de un país como la Argentina es su mercado interno, cuando el mercado interno no funciona, es imposible que la economía funcione, y el mercado interno funciona cuando los consumidores, los ciudadanos, las ciudadanas, tienen poder adquisitivo. Y eso está en baja: el poder adquisitivo de los salarios perdió un 13% en 2018. Los pagos por jubilaciones y pensiones se redujeron un 14% en el primer trimestre de este año nada más».
Entre los temas abordados también estuvieron la inflación, la política cambiaria, la fuga de capitales y la especulación financiera.

Plan integral
La última parte de la intervención de Heller abordó la actualidad de Credicoop. «Terminamos el Plan de Gestión Integral con algo que solo nosotros podemos exhibir: 3.670 dirigentes que integraban nuestras Comisiones de Asociados, 99 miembros más que cuando iniciamos el plan», afirmó. También destacó el gran número de encuentros y visitas a asociados, las cientos de actividades institucionales realizadas a lo largo del período de referencia y un marcado crecimiento en el total de depósitos en pesos, especialmente en el primer trimestre de 2019. Por otra parte, señaló: «El Banco tiene más de 10.000 entidades de la economía social vinculadas, pero en muchos casos el vínculo debe fortalecerse, hay allí una enorme masa de posibilidades para desarrollar proyectos en común, esto nos da un posicionamiento inigualable». Asimismo, anunció la apertura de nuevas filiales en 2019.
«Como dijo Floreal Gorini– concluyó entre aplausos–, un nuevo mundo es posible si la gente lo quiere y lucha para conseguirlo, en eso estamos y a eso los convocamos».