Fortalecimiento de la ultraderecha armada en Río de Janeiro

Las milicias ultraderechistas se expanden en sintonía con Jair Bosonaro, de acuerdo a una investigación titulada «La expansión de las milicias en Río de Janeiro», realizada por el Grupo de Estudios de Nuevas Ilegalidades (GENI) de la Universidad Federal Fluminense y el Observatorio de las Metrópolis de la Universidad Federal de Río de Janeiro. En el texto publicado se señala que «a lo largo de las últimas décadas, el poder armado de las llamadas “milicias” sobre territorios, poblaciones y mercados se ha estado expandiendo en la ciudad de Río de Janeiro y área metropolitana». De estas fuerzas de choque, que se nutren de expolicías, bomberos, suboficiales de las fuerzas armadas, lúmpenes para todo servicio y hasta dealers, surgió el asesino que mató a la concejala y militante feminista Marielle Franco el 14 de marzo de 2018. La investigación empantanada del crimen no permitió avanzar sobre sus nexos políticos. Un reporte de TV Globo le atribuyó al clan Bolsonaro cierta vinculación. A lo largo de 38 páginas, los investigadores de las dos universidades desarrollan información que cubre el período 2007-2020 y señalan que hubo «un notable fortalecimiento de las milicias».