Gatillo fácil en aumento

La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) computó la muerte de una persona cada 21 horas a manos de fuerzas represivas y penitenciarias. El informe, presentado en la Plaza de Mayo, corresponde a su Archivo de Casos 2018 y registra 333 víctimas de violencia estatal el año pasado. En 2015 hubo una muerte cada 29 horas.



(GUIDO PIOTRKOWSKI)