Genio o idiota
Lunes a viernes de 13 a 16 - Radio Pop FM 101.5

En sus distintas facetas, Roberto Pettinato siempre se corrió del eje para brillar con luz propia. Su paso por la radio no fue la excepción. Su última experiencia con Radio rana en Rock & Pop fue la muestra de que su histrionismo también podía encontrar espacios en franjas centrales y diferenciarse de una radio con estilos repetidos y fórmulas conservadoras. Se fue de la emisora por falta de pago casi en el mismo momento en el que se esparcieron las denuncias de acoso en su contra de compañeras de trabajo y prácticamente desapareció de la vida pública, exceptuando la publicación de un disco en 2020 con Charly García titulado Pettinato plays García, un homenaje jazzero al prócer del rock argentino. Cuatro años después vuelve con este ciclo titulado Genio o idiota, reemplazando en la franja central a Coco Sily, que se mudó a Radio 10. Pettinatto apela nuevamente a su multifacetismo: los monólogos, su mascarón de proa; el hombre que recuerda su paso por Sumo; el periodista entrevistador; el humorista que tira pastillitas en medio de la tanda; el artífice de secciones como el Horroróscopo, un segmento de astrología desesperada, una debilidad del conductor. Como si no alcanzara la dimensión de su presencia, Petinatto también musicaliza la tarde, mostrando una cara atípica del dial, la de programar temas fuera de los cánones de la venta comercial. Un programa en el que suenan Billy Bond, Beatles, Rolling Stones o Frank Zappa es tan improbable por estos días que por momentos convierten al ciclo en algo atemporal. De hecho en el final, como sucede con los soundtracks de las películas, la locutora se encarga de enumerar una a una las canciones que sonaron durante el programa. Pettinatto aprovecha su conocimiento sobre el rock traduciendo las letras de lo que suena, como hacía en Estación Musical, un viejo programa que condujo en el también viejo ATC. Lo acompañan su hija Tamara, quien le hace la segunda y resulta la partenaire de la parte humorística, y su hijo Lorenzo, de 11 años, quien en su columna deportiva sorprende por su coherencia. Pettinato volvió silbando bajito, acompañado por su familia en un programa distinto.

Damián Damore