Graciela Bertolino
Vicedirectora del Instituto Balseiro. Página/12, enero 27.

«El gran problema de la energía nuclear son los residuos. Si aprendemos a tratarlos puede ser considerada como una energía limpia porque no emite gases de efecto invernadero.»